« Ir a la portada de la página de ayuda

IVA: cuidado que Hacienda puede detectar los anticipos

Algunas empresas no ingresan el IVA de los anticipos pensando que Hacienda no va a detectarlos. Sin embargo, en realidad puede hacerlo con relativa facilidad…

 

Cuando la empresa recibe un anticipo a cuenta de una operación, emite una factura desglosando principal e IVA, ingresando este impuesto en la autoliquidación correspondiente a la fecha de cobro. De este modo, si recibe un anticipo de 10.000 euros, 8.475 (10.000 / 1,18) corresponden al principal, mientras que los restantes 1.525 euros corresponden al IVA. Apunte. Más adelante, cuando realiza la venta o presta el servicio, emite una factura por el importe y el IVA restantes.

No lo hacen. Muchas empresas, sin embargo, no actúan de esta forma. Se limitan a recibir el anticipo sin emitir ninguna factura ni repercutir IVA, facturándolo todo cuando se produce la entrega de bienes o la prestación de servicios definitiva. ¡Atención! Pues bien, Hacienda lo tiene fácil para detectar esta infracción:

  • Si la empresa contabiliza el cobro anticipado en la cuenta del cliente (cuenta 430), Hacienda puede detectar que en algún momento dicha cuenta aparece con saldo acreedor.
  • Si contabiliza estos cobros anticipados tal como prevé el Plan General de Contabilidad (en la cuenta 438, de anticipos de clientes), la evidencia será aún más clara.
  • Dado que en la declaración anual de operaciones con terceros (el modelo 347) la información se desglosa por trimestres, si el anticipo se produce en un trimestre y la operación en otro, podrían producirse incoherencias entre la declaración del deudor y del acreedor.

Sanciones. En definitiva, Hacienda podrá imponer sanciones por ingresar el IVA del anticipo fuera de plazo (de nada servirá haberlo ingresado todo en la autoliquidación correspondiente a la fecha de la operación, ya que la sanción será igualmente aplicable) y por la incorrección en la declaración de operaciones con terceros (modelo 347). Apunte. Evítelas repercutiendo el IVA de los anticipos e ingresándolo en el momento de su cobro.

Hacienda puede detectar que no se ha repercutido IVA en los anticipos a través de la contabilidad o del propio modelo 347, que ahora se desglosa por trimestres.