« Ir a la portada del blog

Objetivos de negocio: hay que definir la meta para saber a qué altura del camino estamos

Con el reciente rediseño de Cuéntica y el nuevo panel de control, todos los usuarios se han encontrado con una nueva opción para configurar sus objetivos de negocio para este nuevo año 2014.

Configuración de objetivos en Cuéntica

Vamos a explicar aquí las razones por las que esto es importante, por qué lo hemos implementado en Cuéntica y las ventajas que va a tener para los usuarios de la aplicación.

¿Para qué debo configurar mis objetivos?

Napoleón Bonaparte decía que “no hay distancia que no se pueda recorrer, ni meta que no se pueda alcanzar“. Nosotros añadimos que debemos definir una meta para conocer en cada momento a qué altura del camino estamos. Tener unos buenos objetivos es la manera más fiable de saber si nuestro negocio va bien. Por supuesto, también nos ayudará a saber si va mal y facilitará la toma de decisiones para mejorar cada día. Sólo hay que definirlos adecuadamente.

¿Cómo puedo definir mis objetivos de negocio?

Plantear unos objetivos parece muy sencillo, pero sin embargo nunca encontramos tiempo para hacerlo. Y es verdaderamente importante hacer el ejercicio de escribirlos en un papel, que queden plasmados en negro sobre blanco. En Cuéntica, de momento te damos una parte del trabajo hecho y sólo te pedimos dos datos: cuáles quieres que sean tus beneficios en 2014 y cuáles son tus estimaciones de gastos. El tercer dato serían los ingresos necesarios para cumplir los dos anteriores, que ya los calcula el sistema automáticamente.

Una técnica muy popular en la definición de objetivos se llama SMART. Además de traducirse como “inteligente” en inglés, son las siglas de las cinco cualidades que debe tener todo objetivo que te plantees en tu negocio:

  1. Que sean ESPECÍFICOS. Concreta todo lo que puedas, que no te den la opción de irte por las ramas. Una meta definida con exactitud, una frase cortita… y con números, si es posible.
  2. Que sean MEDIBLES. Analizables. Que puedas obtener la información necesaria para comparar el trabajo realizado en cada momento con la planificación inicial, y así saber cómo está evolucionando.
  3. Que sean ALCANZABLES. No quiere decir que no sean objetivos complicados de conseguir, pero sí que puedas garantizar disponer de los recursos necesarios para poder cumplirlos si se hace un buen trabajo.
  4. Que sean REALISTAS. De nada sirve hacer un plan de trabajo para conseguir utopías. Deben estar definidos en base a las posibilidades reales de tu negocio, de tu equipo, de tu sector, de ti mismo.
  5. Que sean ACOTADOS EN EL TIEMPO. Piensa en un corto plazo, uno medio como mucho. En este mundo loco las cosas cambian rápidamente sin que nos demos cuenta. Busca metas a unos meses vista, que puedas definir un plazo límite para poder cumplirlos.

Vale, ya sé mis objetivos. Pero.. ¿por qué debo introducirlos en Cuéntica?

Desde ahora mismo, Cuéntica ya no es sólo tu herramienta de gestión. Va a ir conociéndote mejor con tu actividad diaria, irá aprendiendo para poder ayudarte y ofrecerte información importante justo cuando sea necesario. ¿ Y qué mejor manera de empezar a conocerse que saber a dónde quieres llegar este año?

ejemplo-objetivos
Ejemplo de widgets de Cuéntica con información de los objetivos mensuales.

Con la actividad del día, después de haber fijado tus metas anuales, Cuéntica va a poder echarte una mano para entender y analizar mejor el punto en el que te encuentras, a qué altura del camino.

¡Sigamos mejorando!

Como parte del nuevo panel de control, la funcionalidad de la gestión de objetivos lleva tan sólo unos días disponible para todos los usuarios de Cuéntica. Vamos a ir mejorándola poco a poco, tenemos muchos planes en la pizarra pero también queremos ir escuchando lo que opináis vosotros. Así que ya sabes, estaremos encantados de conocer tu opinión, tus ideas… lo que sea. Puedes hacerlo a través del correo, de Twitter, de Facebook o en la página de Ideas y Sugerencias.